Uno no pisa a la gente y mucho menos si tiene los zapatos untados de mierda.






Obra original de Ricardo Uribe Moya.

Título: "Uno no pisa a la gente y mucho menos si tiene los zapatos untados de m..."

Técnica: Acrílico sobre lienzo.

A continuación se describen las razones que inspiraron este cuadro y lo que quise decir al pintarlo.

No es fácil enfrentar la sin-razón. En ocasiones las personas nos desconectamos de la bondad y actuamos como auténticos imbéciles, agredimos a otros irracionalmente y sin medir las consecuencias de nuestras palabras, miradas y acciones; cuando somos los agredidos nos igualamos al agresor (si podemos).

Tal vez los psicólogos justifiquen las acciones violentas bajo traumas, vivencias pasadas o complejos, tal vez tengan razón, pero, los sentimientos del agredido no cambian mucho.

En lo que respecta a mi tarea de artista no queda otro camino que el exorcismo de las emociones y de los sentimientos, (bendita magia del arte) podemos colocar en un cuadro todo lo que queremos decir y podemos dejarlo allí como ejercicio de sanación y desahogo.

Este es el caso de este, el primer cuadro de la serie que dio origen a la idea de crear un movimiento artístico anti-violencia.

La esencia de este cuadro radica en que fue una protesta gráfica contra dos personas cercanas que de manera francamente injusta y desproporcionada se aprovecharon de ciertas circunstancias para su beneficio económico faltando a la amistad, a la familiaridad e incluso a la verdad. A la vez es una protesta general contra todo tipo de maltrato, en pocas palabras fue un comienzo inspirador que engendró muchas ideas nuevas.

Al pintarlo sentí ira y rencor, hoy siento tranquilidad en lo que a las circunstancias respecta, y también especial agradecimiento porque ese revuelto de sentimientos me hicieron pintar de nuevo luego de una temporada larga de sequía artística.

En qué planteamiento de color crees que se enfatiza mejor el mensaje?




52 vistas